Home

Los colores litúrgicos


Las acciones litúrgicas (en particular la misa) de cada día se celebran con ornamentos de diversos colores: blanco, morado, verde, rojo y otros.

Los colores litúrgicos empleados en la celebración de la Misa católica en las vestiduras de los celebrantes son:

BLANCO: Simboliza pureza y tiempo de júbilo. Es usado en los momentos principales del calendario litúrgico; Navidad y Pascua. También se usa en fiestas dedicadas a la Virgen o Santos no Martirizados, así como en la festividad de Todos los Santos o Cristo Rey.

MORADO: Simboliza una profundización espiritual, una preparación. Se usa en Adviento y en Cuaresma, tiempos de preparación para la Navidad y la Pascua respectivamente. También se usa en funerales y misas de difuntos.

VERDE: Simboliza la esperanza. Es usado después de Navidad hasta Cuaresma, y después de la Pascua hasta el Adviento. Es tiempo de esperanza por la venida del Mesías y por la Resurrección salvadora respectivamente. Este tiempo se conoce como Tiempo Ordinario dentro del calendario litúrgico.

ROJO: Simboliza el martirio y la fuerza del Espíritu Santo. Es usado en las fiestas de Santos Martirizados, Domingo de Ramos, Viernes Santo y Pentecostés.

NEGRO: Simboliza duelo y tristeza, se utiliza para misa de difuntos y para Miércoles de Ceniza, ha caído en desuso en favor del morado.

ROSADO: Se utiliza en la misa de la tercera semana de Adviento para indicar la cercanía de Navidad y la cuarta semana de la Cuaresma para indicar pausar la penitencia.     puede usarse en los domingos Gaudete (III de Adviento) y Laetare (IV de Cuaresma).


AZUL: Simboliza pureza y la virginidad. Se utiliza para las fiestas de la Virgen María, especialmente para la Inmaculada Concepción.

DORADO: Simboliza triunfo y júbilo, se utiliza en las grandes fiestas en especial en las misas del Domingo de Resurrección.